Cerrar

Volver a la sección B-Travel Blog

Recorrer viñedos y bodegas, volar en globo, disfrutar de la mítica calle Laurel o relajarte en espacios únicos son el maridaje perfecto para una escapada romántica

Existen lugares que desprenden auténtico romanticismo y Logroño es uno de ellos. Buen vino, hoteles tradicionales, calles con encanto, bodegas históricas, exquisita gastronomía o paisajes inolvidables que incluso se pueden avistar desde la altura. El listado es muy amplio. La capital de La Rioja es el destino ideal para empezar el año viajando en pareja. Te proponemos una escapada con cuatro planes que pueden convertir tu estancia en toda una aventura romántica.

La mítica calle Laurel y una cena romántica

Logroño tiene un sinfín de posibilidades, pero como de amor va la cosa, nada más romántico que perderse por uno de sus sitios más históricos, la calle Laurel, un lugar que concentra toda la animación que puede ofrecer Logroño y que cuenta con más de 60 establecimientos -trece son restaurantes y el resto bares- donde disfrutar del vino, el tapeo y la gastronomía local. 

Hay dos opciones para disfrutar de la también llamada ‘senda de los elefantes’. La primera es la de hacer el clásico tapeo de bar en bar probando los pinchos y las tapas que se consumen de pie en cada local. La otra puede ser una velada romántica en un ambiente más relajado en un restaurante sentado cómodamente y probando las exquisiteces de la región.

Fotos: cortesía Calle Laurel

La calle Laurel es la mejor manera de embriagarte del ambiente de la ciudad. Aquí conviven bares de toda la vida con otros más modernos, y cada uno tiene su pincho o tapa estrella, como por ejemplo el bar más antiguo, el Blanco y Negro, donde se puede saborear su especialidad el ‘matrimonio’, unos bocatitas de anchoa y pimiento verde, o los famosos ‘cojonudos’ de El Muro (pinchos de picadillo de chorizo con huevo de codorniz y pimiento), o los champiñones a la plancha con gamba del Soriano y opciones como las tradicionales patatas bravas, los preñaos…entre otras ofertas variadas. Sin duda hacer ruta por esta calle tradicional y una buena compañía son el maridaje perfecto para saborear Logroño.

Entre viñedos y bodegas

Si estás por Logroño prepárate para descubrir un mundo de sensaciones alrededor de caldos tradicionales y parajes únicos. Apúntate a una escapada romántica por sus viñedos y bodegas. No por nada Logroño es la capital de La Rioja, una de las regiones con vinos más famosos de España. Muchas bodegas ofrecen actividades y visitas auténticas para acercarte y admirar incluso los amplios viñedos de este municipio, algunas con la posibilidad de hacerlo a caballo, en bicicleta, quedarte a dormir o si quieres ir adelantando hay opciones de cata virtual. Y…¡No hace falta ser un experto enólogo!

  • Dato: descubre las bodegas de Logroño y sus principales ofertas aquí

Volar en globo sobre los viñedos

Que Logroño es sinónimo de vinos lo tenemos claro. Pero ¿qué tal una mirada a los viñedos desde las alturas? No te pierdas la experiencia que permite sobrevolar las plantaciones riojanas en globo aerostático y vivir un momento único en pareja. Finalmente dicen que ¡el amor está por las nubes! Eso sí, hay que madrugar, pero la recompensa será aún mayor por las vistas que otorga el manto multicolor del paisaje y que dan rienda suelta al romanticismo. La actividad suele durar algo más de una hora y al descender habrá que cumplir con el tradicional brindis con cava en el lugar de aterrizaje. Y no olvides pedir tu ‘Bautismo Aéreo’, un diploma que certifica que has vivido esta extraordinaria aventura.

  • Dato: para disfrutar de esta experiencia habrá que transportarse hasta la localidad de Cuzcurrita de Río Tirón, donde están las instalaciones de Globos Arcoiris. Más info aquí
Cortesía Globos Arcoíris

Vinoterapia o escapada relax a Logroño

Si estás en la tierra del vino y en plan romántico, no pases por alto los templos dedicados al relax que, como era de esperar, ofrecen diversos tratamientos basados en las virtudes de la bebida típica. Hay desde hoteles spa con una variada oferta de protocolos o centros especializados en tratamientos como la vinoterapia, por ejemplo. Y es que sumergirte en el placer del vino no solo es un capricho que mimará tu piel sino que también te permitirá relajarte junto a esa persona especial. 

Así que aprovecha tu escapada y no pierdas de vistas espacios que puedes encontrar en Logroño o sus alrededores como: el lujoso hotel y recién inaugurado en el antiguo edificio de Correos, Áurea Palacio de Correos; el Hotel 4* Eurostars Fuerte Ruavieja; el bodega spa Finca de los Arandinos (ubicado a solo 10 kilómetros de la capital de La Rioja); o el Wine Oil Spa (a 15 kilómetros de Logroño donde podrás darte un baño en vino tinto o cava).

Cortesía Aurea Palacio de Correos. El spa ofrece circuitos de 30€ por persona (precio para no huéspedes del hotel)

¿Cómo llegar a Logroño?

♦ La capital de La Rioja, ubicada a orillas del río Ebro es una ciudad bien comunicada por la A-68, la N-120 y la N-232, además del aeropuerto civil de Agoncillo.

♦ Distancias: a Madrid 334 km; a Bilbao 124 km; a Zaragoza 170 km; a Pamplona 90 km.; a Burgos 111 km; a Barcelona 468 km.