Cerrar

Volver a la sección B-Travel Blog

El famoso barrio de la capital neerlandesa ofrece cafeterías, bares, tiendas de moda y más atracciones para que no puedas escapar a sus encantos

No cabe duda que los canales de Ámsterdam son los auténticos protagonistas de miles de fotos que se presumen en Instagram, Tik Tok y ahora en BeReal. Pero a un paso de esos anillos acuáticos se encuentra uno de los barrios más trendy y bonitos de la ciudad. Es el distrito de Negen Straatjes – su nombre en holandés- o lo que viene a ser en castellano ¡Las 9 Calles!, una zona histórica cargada de personalidad. Para descubrirla lo ideal es ir serpenteando por sus calles mientras se admira su arquitectura y se exploran las tiendas más en boga, exclusivas cafeterías y restaurantes de moda.

Sumergirse en Negen Straatjes es la mejor manera de descubrir la esencia de la capital de los Países Bajos. Flores, bicicletas y arquitectura se juntan en esa red de nueve calles, que en realidad son tres calles paralelas de tres manzanas cada una y separadas y rodeadas por los cuatro principales canales de la ciudad (Prinsengracht, Keizersgracht, Herengracht y Singel), declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco. Las 9 calles constituyen un legado arquitectónico y comercial que arranca en el siglo XVII, cuando concentraba toda la actividad peletera de Amsterdam, lo cual se puede deducir de los nombres de las calles: la del corzo (Reestraat), la del lobo (Wolvenstraat) o la del oso (Berenstraat).

Foto: De 9 Straatjes Ámsterdam

Actualmente, Las 9 Calles muestran las huellas visibles de su pasado y están plagadas de diversos y encantadores negocios fieles al estilo holandés. Olvídate de las grandes franquicias internacionales. Hay 250 tiendas, restaurantes o galerías, e iconos como el museo de fotografía Huis Marseille o el Museo de los Canales. Tesoros para entretenerse un par de horas… o todo el día.

Guía rápida de visitas obligadas en Las 9 Calles de Ámsterdam

1. Gasthuismolensteeg

Vale la pena adentrarse en el mundo de los calcetines que está ubicado justamente en el número 5 de Gasthuismolensteeg. SocksWeLove es el nombre de esta curiosa tienda especializada desde hace más de 20 años en calcetines temáticos y de lo más molones. Aquí todo lo que puedas imaginar se rinde a tus pies. Y, a pocos pasos, en el número 7, no deberías perderte Iris Galerie Amsterdam, un lugar donde convierten tu iris en una obra de arte gracias a la combinación de tecnología y fotografía. Tampoco pueden faltar en tu lista meChicas, la meca de la joyería reconocida por sus técnicas de anudados que combinan con distintas piedras del mundo. Y no olvides echar un ojo a Waxwell Records, que ofrece una colección única de discos de vinilos.

meChicas, tienda de joyas. Foto: De 9 Straatjes Ámsterdam

2. Hartenstraat (la calle del ciervo)

En Fabienne Chapot encontrarás prendas de lo más original, llenas de color y con hermosos estampados hechos a mano en casa, el gran sello de identidad de esta reconocida marca de moda nacida en Ámsterdam. Otra parada obligatoria es King Louie (Hartenstraat 10), la tienda de moda que empezó hace 40 años vendiendo ropa de segunda mano y que actualmente destaca por sus piezas de diseño propio e inspiración vintage. Tras el placer de la moda es hora de satisfacer el paladar: prueba las delicias de Flower Burger, este restaurante de grandes guiños a la cultura hippie que cuenta con una carta ciento por ciento vegana con peculiares hamburguesas de ¡todos los colores!, panes amarillos coloreados con cúrcuma, negros con carbón vegetal o rosas elaborados con cereza y extracto de remolacha.

3. Reestraat (la calle del corzo)

Si llegas hasta el número 15 de Reestraat descubrirás Red Wing Shoes, una llamativa tienda de zapatos que también cuenta con una decoración original dentro del antiguo edificio, razón más para visitarla. Para los amantes de los relojes está Amsterdam Watch Company, que es especialista en relojes exclusivos antiguos y modernos. Y para disfrutar de un momento relajado Nooch ofrece delicias de la cocina asiática, vietnamita, japonesa y tailandesa. Para los más exigentes, una buena opción es adentrarse por Jansz, un restaurante un poco más exclusivo que ofrece comida moderna con un toque holándes y desde cuyas ventanas se puede apreciar la belleza del canal.

Las 9 Calles esconde grandes tesoros que vale la pena descubrir

4. Berenstraat (la calle del oso)

Recarga energías en Pancakes Ámsterdam, que cuenta con una amplia oferta de panqueques holandeses planos y finos, muy parecidos a una crepe, y al que le puedes añadir las combinaciones de los ingredientes que quieras. Si buscas un recuerdo especial, explora Pig&Hen, que tiene las pulseras más bonitas hechas a manos con cuerdas auténticas de barco. O déjate seducir por las creaciones de lencería en Marlies Dekkers, la firma preferida de muchísimas famosas y que cuenta con el sello de la diseñadora holandesa Elisabeth María Johanna Dekkers. Y si te gustan los bolsos apunta Berenstraat 22, MyoMY, una marca que apuesta por el cuero ecológico sostenible con materiales hechos a partir de botellas recicladas o residuos de manzana. No te vayas sin probar el menú de Zwaantje, un restaurante con 35 años de trayectoria, típico neerlandés, acogedor y con buen ambiente. Eso sí, si quieres disfrutar de las carnes y pescados a la holandesa, asegúrate de reservar ya que suele estar muy concurrido.

5. Wolvenstraat (la calle del lobo)

Ya lo dijimos, la moda es una de las grandes protagonistas de Las 9 Calles: compruébalo en Wolvenstraat 7, donde encontrarás a Laura Dols con una amplia colección de ropa vintage. Sobre todo si buscas los vestidos más bonitos de noche o de novia, este es el lugar, no por nada esta tienda con más de 45 años de trayectoria ha llamado la atención de grandes revistas como Elle o Vogue, que seleccionan prendas suyas con frecuencia. También date una vuelta por Scotch & Soda para encontrar piezas coloridas y exclusivas para los más pequeños y en W-21 quizás coincidas en el lanzamiento de sus colecciones limitadas. Si lo tuyo es el arte pasa por Carré d’artistes y compra obras de calidad a precios razonables. Calma tu apetito en Sous Bar-Bistro, donde también te puedes relajar mientras tomas algunas de sus variadas ofertas de bebidas.

Tienda de ropa vintage Laura Dols. Foto: De 9 Straatje Ámsterdam

6. Oude Spiegelstraat

Esta calle se encuentra entre los canales Herengracht y Singel. Si pasas por DSIGN. Ámsterdam, en el número 3, te sorprenderás con bolsos, tarjeteros o accesorios originales de reconocidos y emergentes diseñadores holandeses. Imposible no visitar Rika y deleitarse en esta galería y tienda de regalos que también es una casa de huéspedes que cuenta con dos únicas habitaciones de vistas privilegiadas al canal Herengracht. En el número 7 descubre Samsara Books & Art, donde encontrarás interesantes libros sobre filosofía, salud, arte, psicología, paternidad o no dualidad. 

7. Wijde Heisteeg

Es una de las calles más cortas pero con tiendas interesantes como R. Wigmans Goudsmist, un lugar donde te sentirás tentada por sus diseños en joyería. O Raymond Gerritzen Delicatessen, un pequeño negocio donde podrás elegir entre una variedad de bocadillos, quesos o café para llevar. 

Foto: 9 Straatjes Ámsterdam

8. Huidenstraat 

Explorar Negen Straatjes es adentrarse en coquetos negocios con años de trayectoria, como Zipper, abierto desde 1979 y que siempre será un buen sitio para comprar ropa de los años 50 a los 80. Para prendas más modernas, no te pierdas Rainkiss, una marca especialista en ponchos con diseños vanguardistas y combinaciones de colores inspiradas en el arte ¡ideal para esos días de lluvia tan propios de Amsterdam! Si buscas joyas personalizadas dirígete a Beadies. Y si de placeres gastronómicos hablamos, ve a Chocolaterie Pompadour: su vitrina con postres dulces o bombones elaborados con chocolate Valrhona invita a caer en la tentación. En Café de Pels relájate mientras admiras su paredes cubiertas de arte.

9. Runstraat

En Las 9 Calles también encuentras el templo de la belleza Skins Cosmetics, una opción para buscar una gran variedad de productos de peluquería, belleza y tratamientos exclusivos. También vale la pena echar una mirada a Cibdol Brandstore para descubrir la gran cantidad de productos entorno al cannabis, cuyo consumo, como se sabe, está tolerado en Amsterdam. Otra parada obligatoria es De Kaaskamer, una auténtica tienda para gourmets repleta, del suelo al techo, con más de 400 variedades de quesos (curados, orgánicos, con especias…), otra de las especialidades neerlandesas. Mientras que si quieres probar las patatas fritas holandesas ve por Fabel Friet en Runstraat 1, ideal para comer algo barato al paso. Y, ¡atención! en Screaming Beans, el café recién tostado de alta calidad y gran reconocimiento es el ideal para esa dosis de cada día.

Foto: De Kaaskamer van Amsterdam