Fotógrafo documentalista

Sergio Hanquet

Sergio Hanquet nació en Bélgica pero a los 17 años se trasladó a Francia y Montecarlo. Luego viajó a Túnez y finalmente se estableció en las Islas Canarias, lugar que asegura le sigue "seduciendo y sorprendiendo". Aunque también hace vídeos, su objetivo principal es la fotografía con la que puede retratar "los fondos marinos y sus habitantes". Ha viajado por todo el mundo y su trabajo ha sido publicado por reputadas revistas como National Geographic o El País. Es autor de varios libros, ha realizado cortometrajes sobre la vida marina y ha recibido numerosos premios en competiciones nacionales e internacionales. Sus fotografías no solo buscan la belleza estética, cuentan historias y relatan la vida animal de nuestros mares, con sus luces y sus sombras.

"Ningún mar, ningún ecosistema se parece a otro, al igual que los paisajes terrestres y sus habitantes"

El fondo marino para muchos es un lugar inhóspito. ¿Cómo es la relación entre los humanos y ese espacio casi inalcanzable para la mayoría de nosotros?

No lo veo así, será porque cada uno de nosotros tenemos nuestra vara de medir. A mi entender, más inhóspito es un gran centro comercial o un aparcamiento subterráneo que recorre media cuidad. Dicho esto, como en cualquier lugar o situación, lo importante es sincronizarse con el medio, sea en tierra firme como en el mar. Siendo cauto, conocedor y respetuoso del medio y de sus habitantes, el mar es una fuente inagotable de descubrimientos y satisfacciones.

Es evidente que las consecuencias de la contaminación y el uso del plástico son cada vez más dramáticas para los océanos. ¿Cómo afecta esto a tu trabajo?

Estos últimos años es un tema que se ha puesto de moda aunque existe desde hace décadas, qué pena que no lo haya sido antes, hubiéramos ganado en tiempo de actuación. Pero no hay que ser hipócritas, es difícil o casi imposible prescindir de este despilfarro. Forma parte de nuestro cómodo día a día (coches, barcos, material de foto, telefonía móvil…), pero lo cierto es que a cada salida en el mar me encuentro con situaciones dramáticas e inquietantes por el mal uso de los recursos, que sirva de ejemplo: tortugas enmalladas, plásticos de todo tipo flotando a la deriva…. ¡Es triste! Pero como fotógrafo documentalista que me considero, mi labor es retratarlo y divulgarlo. El 80% de mis fotografías publicadas el año pasado están relacionadas con el plástico en el mar.

Tratando con animales, la fotografía se convertirá en cuestión de un instante. ¿Cómo logras capturarlo y además, dotarlo de un mensaje?

El mensaje o la historia es el ADN de la fotografía y de él depende tus conocimientos del medio y de las especies, el tiempo pasado para realizarla, solventar las dificultades encontradas, la rareza de una especie, un comportamiento poco común… En fotografía de naturaleza es lo que diferencia una buena foto, un documento excepcional, de una fotografía "muda" que no transmite.

Hace más de 30 años que vives y trabajas en Tenerife, y justamente allí en Arona, se celebrará el próximo mes de septiembre el XVII Campeonato del Mundo CMAS de Fotografía Submarina y el III Campeonato del Mundo CMAS de Vídeo Submarino. Como conocedor del lugar y la profesión, ¿qué crees que nos ofrecerá esta competición y su sede?

Sin lugar a duda nos ofrecerá un marco de gran belleza, tanto submarina como terrestre. El sur de Tenerife ofrece un mar resguardado de los vientos alisios que predominan en el archipiélago y unas aguas transparentes. Los fondos submarinos abruptos, con paredes y cuevas albergan una fauna diversificada dando opción a presentar imágenes muy distintas para cada uno de los participantes. El resultado final será con toda seguridad miles de fotografías cargadas de crónicas, emociones y sensibilidad. En cuanto a organización e infraestructuras, el municipio de Arona cumple con todos los requisitos para que se haga de esta competición un evento de gran prestigio.

España es una de las potencias mundiales en esta disciplina deportiva. ¿Qué opciones tienen los fotógrafos españoles en esta edición?

¡Jugar en casa es jugar con ventaja! Aún así habrán representantes de todo el mundo y con un nivel técnico muy alto, así que tampoco es cuestión de relajarse.

La fotografía submarina por lo que vemos no sólo es una exhibición artística, también deportiva e ¿incluso puede llegar a ser una herramienta científica, verdad?

Claro. Vamos a poner un ejemplo: en Tenerife investigadores han llegado a la conclusión de que la colonia de calderones es de aproximadamente 400 individuos, eso es gracias a la foto identificación de cada uno de los ejemplares y su posterior análisis y comparativa. También hay seguimientos a nivel global de poblaciones de grandes ballenas como la yubarta. Se trata de un banco de imágenes donde cada individuo está identificado y localizado. Queda claro que conseguir estas imágenes de identificación por cada individuo (aletas dorsal o caudal, generalmente) va más allá de una fotografía "para postal".

Durante todos estos años como fotógrafo profesional has podido viajar mucho, ¿se ve distinto un destino desde el agua?

Un fotógrafo que viaja con frecuencia es capaz de reconocer un paisaje submarino de cualquier parte donde ha estado. Ningún mar, ningún ecosistema se parece a otro, al igual que los paisajes terrestres y sus habitantes. Pero no creo que se vean distintos desde el agua, nosotros los buceadores inconscientemente asociamos lo que nos ofrece "el exterior" como lo sumergido.

¿Cuál es la experiencia más intensa que has vivido bajo el agua?

Son muchos años, muchos lugares en el mundo…y mucha agua. Pero me decanto por ‘el azul', el mar abierto nadando entre multitudes de delfines o con una gran ballena, eso sí, siempre animales libres en su medio natural.

Por último, aunque difícil, si tuvieras que quedarte con una sola de tus fotografías, ¿con cuál te quedarías y por qué?

Con la que saldré a realizar mañana. Es un reto, adrenalina pura. Es la que me permite seguir apasionado y disfrutando de lo que hago.

"El 80% de mis fotografías publicadas el año pasado están relacionadas con el plástico en el mar"