Directora y fundadora del Festival Ibicine

Helher Escribano

España ha sido el escenario perfecto para westerns, guerras en galaxias lejanas o hasta espías con licencia para matar. Para dar a conocer los mejores escenarios de película, la Comisión Europea ha impulsado, a través de un proyecto COSME y en 6 países, la iniciativa MovieTravel que ofrecerá rutas turísticas en lugares Patrimonio UNESCO y que han sido escenario de rodajes o acogen festivales de cine internacionales. La iniciativa verá la luz a finales de este verano y serán, concretamente, Tarragona e Ibiza las encargadas de estrenar el proyecto en nuestro país. La isla pitiusa ha sido elegida por su Festival de cortometrajes Ibicine que llega este año a su tercera edición ofreciendo trabajos de más de 50 países, pero también centrando sus esfuerzos en la educación cinematográfica. Helher Escribano es su directora y fundadora, charlamos con ella para descubrir más detalles sobre el Festival, su participación en MovieTravel y como no, sobre la nueva tendencia, el turismo cinematográfico.

"Ibiza, más allá del tópico de playa y fiesta, tiene una cultura milenaria y una biodiversidad increíble."

 

Ibicine es un proyecto joven pero que ha demostrado mucha ambición, ¿cómo surge la idea de montar un festival de cortometrajes en Ibiza?

Ibicine surge hace muchos años, trece exactamente, en mi cabeza. Tenía ganas de tener en Ibiza un festival a la altura de los grandes. La semilla estaba ahí pero estando en Madrid nunca tenía ni el tiempo ni los medios para hacerlo. Fue en 2017, cuando decidí montar mi propio estudio y me mudé a Ibiza. El día de la inauguración decidí proyectar algunos cortometrajes en los que había trabajado hasta la fecha y la gente salió muy contenta y preguntando si haría más sesiones de cortos de ahí en adelante. Se me encendió la bombilla y decidí retomar la idea del festival. Así nació Ibicine: miércoles de cortos en el estudio, con palomitas y refrescos, todo muy familiar. A la gente le gustaba poder votar su favorito por lo que, de cada sesión salía un ganador. Cuando llegó agosto, con ocho ganadores, pensé en hacer la entrega de premios con la que siempre había soñado.

Habéis sido elegidos para participar en la primera edición de MovieTravel que pondrá en valor el patrimonio UNESCO escenario de rodajes, a través de rutas y otras actividades. En este caso, ¿qué nos ofrecerá Ibiza?

Ibiza, más allá del tópico de playa y fiesta, tiene una cultura milenaria y una biodiversidad increíble. Desde el primer asentamiento fenicio en Sa Caleta, las salineras (también fenicias) donde todavía hoy día se extrae la sal, hasta la necrópolis fenicio-púnica de Puig des Molins. Dalt Vila – el casco antiguo de la ciudad de Ibiza – es un monumento a la Historia. Allí dejaron su huella todas las culturas que han pasado por la isla, desde los primeros pobladores de la bahía, pasando por fenicios, cartagineses, romanos y musulmanes, hasta la conquista catalana. También las praderas de posidonia que se encuentran entre Ibiza y Formentera son el origen de la transparencia de las aguas del mar pitiuso, además, del ser vivo más longevo del planeta.

El proyecto europeo promueve a su vez un turismo cultural y sostenible, por ello, la desestacionalidad es un elemento clave, igual que para Ibicine. ¿Cómo trabajaréis este aspecto y por qué es tan importante?

Creo que este ha sido un aspecto clave en la decisión de que formemos parte de las rutas: es un festival que ocurre todo el año, lo que es muy importante para Ibiza ya que es una isla de sobra conocida por la fiesta, pero le falta ese turismo cultural que intentamos potenciar. Ibicine consta de proyecciones de cortometrajes "esparcidas", por así decirlo, durante varios meses. Además, este año, nacen los talleres para principiantes y las masterclass para profesionales durante los meses en los que no hay proyecciones porque está el jurado valorando los cortos. Un año repleto de cine que culmina en la gran cita del festival – la Gala de los Premios Astarté - en noviembre.

Se calcula que 80 millones de turistas visitaron localizaciones de películas, series o anuncios en 2017. ¿A qué crees que es debido este ‘boom' del turismo cinematográfico?

Yo misma he viajado para conocer espacios que he visto en series o películas, porque me han llamado la atención y no tenía constancia de que existieran. Hoy en día, las películas o las series son un gran escaparate del mundo metido en pantallas de ordenador, y creo que ese "boom" se debe precisamente al éxito del formato de series y la posibilidad de verlas online sin restricciones. Por eso cuando rodamos, tenemos una responsabilidad para con el espacio en el que rodamos, precisamente por la imagen que se llevará el espectador de ese lugar. En ese sentido, en Ibiza hemos tenido siempre un problema: siempre se rueda sobre drogas, gente que viene de fiesta, sexo y otra vez más drogas… parece que no hubiera otra cosa aquí. Y se equivocan. Mucho.

¿Qué busca la gente en este tipo de turismo?

Supongo que dependerá de cada persona y de cada lugar. Todos nos hemos enamorado de algunas historias y personajes y visitar esos lugares es como revivirlas en primera persona. También hay gente a la que le mueve mucho el hecho de estar en el lugar donde estuvo "x" actor o actriz conocida del que son "fans". También puede ser por la arquitectura o el paisaje. En mi caso fue por unos paisajes espectaculares que vi en la serie "Broadchurch", necesitaba conocer esos acantilados y me puse a investigar para saber dónde se había rodado.

A pesar de que España es un destino recurrente en producciones audiovisuales, aún está por detrás de países como Nueva Zelanda, Francia o Austria en la promoción del turismo cinematográfico. ¿Qué nos falta?

Nos faltan más proyectos como MovieTravel, y patrocinadores y administraciones que los apoyen, y no lo digo por peloteo. Me encanta la idea. Hace mucho tiempo que en Los Ángeles ya la han explotado – y con razón – pero con todo lo que se rueda aquí, podríamos perfectamente tener unas rutas turísticas cinematográficas casi en cada provincia, y ¡yo me las iba a recorrer todas!

¿La promoción turística de estos destinos pueden ser a su vez un empuje para la industria audiovisual española?

Desde luego, a nivel de subvenciones, por ejemplo, o de apoyo de las empresas. En España hace falta más apoyo institucional al audiovisual, eso hace que siempre estemos "peleando", es una cuesta arriba cada vez que quieres producir algo, una lucha constante, y si lo vieran como motor de movimiento turístico, porque lo es, otro gallo cantaría.

¿Nos desvelarías algún escenario de película que conozcas y aún esté escondido para el gran público?

Muchos lugares han sido escenarios de películas y pasamos a diario por delante sin saberlo. Para rodar muchas veces se necesita "falsear" lugares e incluso recrear países – sobre todo en el ámbito del cortometraje, donde el presupuesto de producción suele ser escaso – por lo que hay muchos lugares escondidos que no imaginamos y han sido escenario de películas. Recuerdo un día que, paseando por el centro de Madrid, pasaba cerca de la casa donde se rodó "Musarañas", de Juanfer Andrés y Esteban Roel – película producida por Álex de la Iglesia en la que tuve el placer de trabajar – e iba acompañada y lo comentaba con mis amigos y no podían imaginar que allí "había ocurrido todo".

"Cuando rodamos, tenemos una responsabilidad para con el espacio, precisamente por la imagen que se llevará el espectador de ese lugar."