Co-funder Broomx Technologies

Ignasi Capellà

Fundada hace tan solo 3 años, la start-up barcelonesa Broomx Technologies está revolucionando el mundo de la realidad virtual (RV), y el sector del turismo no ha dudado en sumarse. Gracias a su proyector MK Player360 la RV ha dejado de ser una experiencia individual, ahora ya es posible disfrutar de una tecnología inmersiva en cualquier espacio y de forma compartida. Una habitación de hotel, por ejemplo, se puede convertir en un fondo marino en el que nadar sin movernos de la misma cama, o por qué no, una nave espacial desde la que sobrevolar la Tierra. Uno de los socios fundadores de esta empresa catalana, Ignasi Capellà, nos explica con más detalle en qué consiste su invento y como va a cambiar nuestras experiencias turísticas del futuro.

"El turismo es uno de esos sectores donde la innovación es crucial y los cambios son rápidos."

 
Desde Broomx ofrecéis un producto completamente novedoso, la realidad virtual proyectada. ¿En qué consiste exactamente?

Muchas películas de ciencia ficción han imaginado tecnologías capaces de transformar espacios y permitir a las personas viajar sin moverse de su habitación. ¡En Broomx hemos convertido este sueño en realidad! Nuestro MK Player360 es el primer proyector de realidad virtual del mundo, capaz de crear experiencias inmersivas que transforman completamente una habitación o espacio en lo que uno quiera. Aparte de las proyecciones, tiene la capacidad de estimular otros sentidos como difusores de olores, luces LED que cambian de color o camas que se mueven. Tiene infinitas posibilidades y aplicaciones distintas pero el resultado es siempre espectacular.

Mucha gente asociará la realidad virtual con el mundo del gaming. ¿De qué modo se puede aplicar al ámbito de los viajes?

La realidad virtual tiene muchísimas aplicaciones en sectores muy distintos. El gaming ha sido el primer nicho donde ha tenido impacto, pero esta tecnología ya está siendo utilizada por muchas industrias distintas como el sector automoción, real estate, educación o salud. En turismo, la realidad virtual se ha empezado a utilizar en los últimos años con objetivos distintos: desde agencias de viaje para presentar destinos y ofertas a sus clientes; hoteles y resorts que aplican esta tecnología como herramienta para vender actividades complementarias y servicios del hotel o para mejorar la experiencia de sus clientes; hasta museos y parques temáticos que las integran en sus atracciones.

De hecho, uno de vuestros principales clientes es el sector hotelero. ¿Cómo disfrutan sus clientes de vuestra tecnología?

Exactamente, nuestros primeros casos de éxito han sido en el sector hotelero. El cliente tiene la posibilidad de disfrutar de una tecnología que le permite transformar totalmente su habitación, personalizarla y sorprenderse con contenidos y vídeos de algunos de los mejores artistas del mundo del arte digital y el video 360. Además, hemos creado contenidos propios para ocasiones especiales como cumpleaños, aniversarios de bodas, petición de matrimonio, etc. Con el MK360 podemos dar la bienvenida al cliente con sus propias fotos proyectadas en las paredes de su habitación o utilizarlo como despertador para empezar el día en una playa paradisíaca, con el sonido de las olas y olor a mar. Creamos ambientes sorprendentes en función de cada cliente. En otros casos, en cambio, nuestra tecnología sirve para vender actividades que el cliente puede hacer en el destino, así como servicios del propio hotel (spa, restaurantes, …). También puede formar parte del equipamiento de las meeting rooms y espacios de eventos, donde las empresas pueden alquilar nuestro proyector para mejorar aún más la experiencia. Estos meses en el mercado nos han demostrado que los contenidos hechos con criterios de calidad altos y recursos suficientes funcionan muy bien, ya sean documentales de naturaleza, películas cortas en 360 o experiencias de arte digital interactivas.

También las compañías aéreas o los eventos deportivos están empezando a desarrollar servicios vinculados a la Realidad Virtual (RV)

Sí, muchos agentes dentro de la industria turística están adoptando la RV. El tema de las compañías aéreas es muy particular, ya que utilizan las tecnologías immersivas para entretener al cliente durante los vuelos, así como para ofrecerles servicios que pueden realizar una vez lleguen al destino. En eventos deportivos las posibilidades son numerosas, ya sea para transmitir el espectáculo deportivo en directo mediante la RV para aquellos aficionados que no pueden asistir al recinto (como ya se está haciendo en la NBA desde hace unos años) así como para entretener antes, durante y después del evento. Creemos que esto muy pronto va a llegar a Europa.

Con todos estos frentes abiertos, ¿podemos decir que el sector turístico está abierto a la innovación tecnológica?

Sí, totalmente. De hecho, el turismo es uno de esos sectores donde la innovación es crucial y los cambios son rápidos, y ya hemos visto experiencias de Startups y empresas tecnológicas que transforman totalmente el sector y provocan cambios estructurales en un periodo muy corto de tiempo.

Formaréis parte de la primera edición de B-Travel Pro, ¿qué podrán descubrir los asistentes que se acerquen a vosotros en la start up village?

Los asistentes al B-Travel Pro descubrirán una tecnología que durante muchos años ha existido solo en las películas de ficción, pero que a día de hoy ya se encuentra en hoteles y otras empresas del mundo, pues también tenemos clientes que son hospitales, universidades, museos e incluso concesionarios de coches.

Para acabar ponemos la mirada en el futuro, ¿llegará el momento en que dejaremos de viajar en el espacio para viajar de forma virtual desde casa?

No lo creo, y no hay ningún indicador que pronostique que esto vaya a pasar. Al revés, la realidad indica que cada vez se viaja más, más lejos y más a menudo. La experiencia que tienes viajando no se puede sustituir por ninguna experiencia virtual, no es comparable. En cambio, la experiencia virtual sí puede motivar un mayor interés por viajar y por descubrir otros rincones del mundo. En este sentido, hay varias empresas del sector turístico que ya están aplicando estas tecnologías para presentar sus propuestas de viajes a los clientes o para vender actividades complementarias y tours una vez el viajero llega al destino. Nosotros tenemos algunos de estos casos, y vemos que es una tendencia que se está consolidando y que va a más ya que la respuesta del cliente es siempre muy positiva.

"La experiencia virtual puede motivar un mayor interés por viajar y por descubrir otros rincones del mundo."